jueves, 14 de agosto de 2008

Fantasmagoria


Volvi a la casa con la sensación de una absoluta soledad.
Generalmente, esa sensación de estar solo en el mundo
aparece mezclada a un orgulloso sentimiento de
superioridad: desprecio a los hombres, los veo sucios,
feos, incapaces, ávidos, groseros, mezquinos; mi soledad no
me asusta, es casi olímpica. Pero en aquel momento, como
en otros semejantes, me encontraba solo como consecuencia
de mis peores atributos, de mis bajas acciones. En esos
casos siento que el mundo es despreciable, pero comprendo
que yo también formo parte de él; en esos instantes me
invade una furia de aniquilación, me dejo acariciar por la
tentación del suicidio, me emborracho, busco a unas
zorricuetas. Y siento cierta satisfacción en probar mi propia
bajeza y en verificar que no soy mejor que los sucios
monstruos que me rodean. Esa noche me emborraché.
Estaba en lo peor de mi borrachera cuando sentí tanto asco
de la mujer que estaba conmigo y de los pokemones que me
rodeaban que salí corriendo a la calle. Caminé por la playa y
descendí hasta los muelles. Me senté por ahí y lloré. El agua
sucia, abajo, me tentaba constantemente: para qué
sufrir ??? El suicidio seduce por su facilidad de aniquilación:
en un segundo, todo este absurdo universo se derrumba
como un gigantesco simulacro, como si la solidez de sus
rascacielos, de sus acorazados, de sus tanques, de sus
prisiones no fuera más que una fantasmagoría, sin más
solidez que los rascacielos, acorazados, tanques y
prisiones de una pesadilla. La vida aparece a la luz de
este razonamiento como una larga pesadilla, de la que sin
embargo uno puede liberarse con la muerte, que sería, así,
una especie de despertar. Pero despertar a qué ??? Esa
irresolución de arrojarse a la nada absoluta y eterna me ha
detenido en todos los proyectos de suicidio. A pesar de
todo, el hombre tiene tanto apego a lo que existe, que
prefiere finalmente soportar su imperfección y el dolor que
causa su fealdad, antes que aniquilar la fantasmagoría con
un acto de propia voluntad. Y suele resultar, también, que
cuando hemos llegado hasta ese borde de la desesperación
que precede al suicidio, por haber agotado el inventario de
todo lo que es malo y haber llegado al punto en que el mal
es insuperable, cualquier elemento bueno, por pequeño que
sea, adquiere un desproporcionado valor, termina por
hacerse decisivo y nos aferramos a él como nos agarraríamos
desesperadamente de cualquier hierba ante el peligro de
rodar en un abismo.

Song: Giving In - Adema ["Miro adelante, para morir esta
noche. Las bebidas siguen en mi, la vida es dura cada día.
La presión me posee"]


(``•.¸ (``•.¸ ¸.•`´) ¸.•`´) ®
«´¨ •.¸X el mejor¸¸.•´¨`»
(¸.•`´ (¸.•`´ ``•.¸) ``•.¸)

9 comentarios:

Jean Paul "X" dijo...

El mistisismo de
Punta de Tralca mezclado
con una catarsis
fastasmagorica

=D


(``•.¸ (``•.¸ ¸.•`´) ¸.•`´) ®
«´¨ •.¸X el mejor¸¸.•´¨`»
(¸.•`´ (¸.•`´ ``•.¸) ``•.¸)

Marina-Emer dijo...

Amigo mio :solamente decirte que mi esposo ha fallecido y hayer fue el sepelio.
gracias por tus atenciones,siempre tu amiga .
MARINA PASTOR D

alicia dijo...

Jo... palabras tristes...
pero...
... Todo, TODO, es superable... aún con fantasmagorias de por medio.
Besotes!! Cuidate.

GABU dijo...

"...Esa irresolución de arrojarse a la nada absoluta y eterna me ha detenido en todos los proyectos de suicidio..."

Cuànta paradoja en estas palabras que parecen consumirse en un deseo truncado...

P.D.:Y ante el abismo expuesto a nuestros ojos,lo esperable es no dejarse arrebatar por la adrenalina y lanzarse,no?

MOLTOS BACCHIOS ;)

Esther dijo...

Qué gran escrito, al igual que la imagen: me gustaron mucho.

Yo tb conozco de esas tentaciones, aunque apenas fue una vez... ...la verdad es que es una realidad terrible esa del suicidio y ya que nos dan la oportunidad de vivir, más vale aprovecharla al máximo, aunque muchas veces he preferido no estar aqui ni saber nada de nada pero, ya que estoy aquí...

Tienes razón. Esa incertidumbre de no saber lo que hay detrás, nos detiene. De todas formas, he oído que hay un castigo eterno para los que se suicidan, no sé si será verdad porque la gente habla mucho pero, por si acaso... ...aunque por otra parte, la vida, supongo que tendrá que tener cosas buenas y malas y todas las experiencias, al igual que las malas te harán crecer. Aunque sí que es cierto que a veces preferirías que te tragara la tierra pero, ya pasará... ...qué se le va a hacer... ...cosas de la vida.

Saludines.

La ratlla blava dijo...

Hola! Mi madre trajo una vez un libro "Los suicidios" que editaba Roche(la multinacional de medicinas)aparte de tratar el tema clínicamente intercalaba poemas y frases de autores meláncolicos y me encantaba ese libro!,lo deje en Uruguay(espero recuperarlo).En una parte decía que muchos suicidios no se consumarían si la persona se tomase 5 minutos más para pensar...También decía que es común a todas las culturas y que además de ser un fenómeno individual también es colectivo(Emilio Durkheim).Me encanta lo que has puesto porque describe con palabras acertadas esa sensación,que hasta incluso uno lo puede sentir!.Una vez ví un reportaje a Bob Geldof y contaba su orgía con las drogas y que llegó un punto en que despreciaba la vida y ya nada tenía sentido...un día vió un reportaje sobre la terrible sequía y hambrunas y muerte que asolaban Etiopía y le impactó tanto que comprendió que todas sus maquinaciones y dilemas existenciales no tenían sentido cuando había seres humanos que estaban pasando un sufrimiento más real y cruel:él ayudó a salvar vidas (Live Aid)y éstas lo salvaron a él. A veces supongo que se podría ayudar a un suicida,no internándose en clínicas i psicólogos,sino dándole responsabilidades con otros seres que tienen un problema más real.También leí que en los campos de concentración o dónde por fuerzas ajenas la libertad es retenida,los suicidios son casi escasos:porque el individuo deja de pensar y entra en juego el instinto de supervivencia.Perdoná que me haya alargado tanto(es un tema que me había apasionado mucho).Termino con una frase de Balzac:"Cada suicidio es un sublime poema meláncolico en el océano de las literaturas.Cuándo veremos sobrenadar un libro que pueda competir con el texto siguiente:Ayer a las 4 una joven se arrojó al Sena".Besos!

miminette dijo...

No sabes cuánto entiendo eso, más bien, cómo he podido reproducir aquel episodio en mi mente, pues ya lo he vivido (aunque en mi ciudad no haya mar).

Y es verdad, algo tiene la vida que te arrasta en el momento en que estás próximo a cruzar la línea.


Un abrazo, chau!

carolita dijo...

es verdad.

dicen que empieza a amanecer en el momento más oscuro de la noche. creo que está en el ser humano el deseo de vivir, que uno nace con eso, con la sobrevivencia en la mano, aunque a veces no lo crea.

suerte en la soledad.
es buena compañera.

Jean Paul "X" dijo...

Fastamagoria (L)



(``•.¸ (``•.¸ ¸.•`´) ¸.•`´) ®
«´¨ •.¸X el mejor¸¸.•´¨`»
(¸.•`´ (¸.•`´ ``•.¸) ``•.¸)